Sin miedo ni asco a Las Vegas


Por Jovan Pulgarín.

Leo me conoció. Luego yo a él. O al menos eso me dijo una vez, entre cervezas y la música de Alfredo Naranjo. “Jugábamos en el mismo equipo de futbolito, en la universidad”. La verdad, no lo recuerdo. Muchos años después de esas caimaneras, coincidimos en el trabajo. Y ahí sí se hizo oficial nuestra presentación. Él coordina la sección de fútbol y yo dirijo el periódico en el que él coordina: Líder (@liderendeportes).

Un día me contó que había compuesto una canción con un tal Ulises Hadjis. Que necesitaba sacarse no sé qué papel para cobrar derechos de autor. Realmente no le paré mucho al asunto. Sucede que a veces mi mente se va. No es mala educación, es algo que “cultivo” desde niño. Como si mi cerebro levitara, dejara mi cuerpo y se estacionara en Orión.

Pero la vida tiene coincidencias extrañas. Una vez, en el carro de una chica, escuché algo que sonaba fino. Traté de anotar el nombre de la canción. Lamentablemente ahora ningún locutor repite los cánones de la buena radio y apenas finalizó el tema, llegó la publicidad. Así que por muchos días traté de recordar la letra. Hasta que por una serie de rebotes, llegué a Hadjis. Y, como ya adivinaron, era el tema compuesto a dos manos con Leo.

Y luego, resulta que este pana, con cara de San Nicolás treinteañero, es nominado al Grammy por “Dónde va”, título de este pegajoso tema, enmarcado en lo que hoy llamamos “indie”, que engloba muchas cosas buenas y otras pésimas.  En este caso, estamos hablando de una buena. Así que me pareció interesante entrevistarlo. Al final de cuentas, es el primer amigo realmente famoso con el que comparto día a día. Y lo hice por twitter. Este es el resultado de ese experimento.

 

La primera pregunta obligada @leofelipecampos: ¿Cuántos culitos te han llamado ahora que eres famoso?

Llamadas, llamadas, la de una prima y la del propio músico y compositor. Creo que la fama, en mi caso, camina lento pero seguro.

¿Y no has llamado a un profesor tipo: ‘Mira, tú que decías que no sabía escribir, me nominaron al Grammy’?

¡Por supuesto! Le escribí a varios amigos escritores: ya ven, pajúos, lo que la literatura no te da, que la música te lo bendiga.

Cuéntanos cómo fue el proceso para componer “Dónde va”. ¿Ulises ponía una frase y la completabas tú o qué?

Ulises tenía la base rítmica, ideas, frases y acordes. Yo bebía y decía “sí” o “no”. A veces ponía palabras raras. Y ya ves. En realidad fue un proceso de varias sesiones, para las tres letras. Por Skype y con muchos correos que se cruzaron durante meses.

Uno escucha “Dónde va” y siente una nostalgia tremenda, ¿de qué va la canción?

Para mí la canción habla de una partida. Y de la difícil decisión de dejar todo atrás persiguiendo un sueño que se diluye. Yo quería escribir letras de desamor, para el despecho de las chicas. Ulises algo más abstracto y sensorial. De ahí la nostalgia.

¿Es cierto que la inspiración es el hermano de Ulises? Claro que la letra cabe para otra historia, ¿pero es así?

El hermano de Ulises se llama Aquiles, y se sabe que los héroes griegos viven para inspirar (y castigar) a los mortales, sobre todo cumpliendo sus deseos.

Hay una frase que me gusta: “Cuántas cosas por ver, cuántas cosas por olvidar, enterrar”. Pensé en emigrantes.

Es el centro del hueso: cuando partes tienes que abrir los sentidos y cerrar el pasado; es la mejor manera de perderte.

@correoguaire escribió: “los gramis son q ci elmara d oro ula onqidia pero delos paice inportado”, ¿qué piensas?

Jejeje… Q si yo fuera gurado d lo gramis d tuitero le daria er sullo a lo gediondos de @correoguaire. Lakra.

 ¿Ya le dijiste a una chica “mira mami, compuse Dónde va pensando en ti”?

¡Claro! Como a 15. Pero por alguna extraña razón no me creen, ¿qué coño le pasa a las mujeres? Uno se esfuerza por ellas y mira.

Eres de Puerto. Ordaz, escuchas salsa, te unes a un maracucho y hacen “indie”, ¿por qué? Lo lógico era un vallenato.

Si cierras bien los ojitos, prendes un yesquero y te agarras de la mano con alguien sale vallenato. Lo juro. Inténtenlo en casa.

Salgamos del cliché “los premios no importan”. De verdad, ¿como escritor, qué sentiste al ser nominado?

Me sentí halagado, espero sacarle buen provecho y seguir escribiendo más poemas, cuentos y canciones. Y novelas. Quiero novias. Los premios importan en la medida que te masajean el ego, y el mío es más grande que mi barriga.

¿Y qué fue lo primero que vino a tu mente cuando supiste de la nominación? ¿Tu mamá? ¿Tu hija? ¿Papá?

En realidad, pensé: ¡coño, estoy en plena reunión de pauta y lo que me provoca es ir a brindar, como debe ser!… Eran las 11 am.

Ya se va acabando el tiempo y además perdí un seguidor, ¿qué harás si ganas el Grammy?

Me alegra saber que aún quedan seguidores inteligentes. Si me gano el Grammy espero follar más que los muchachos de ViniloVersus.

Bueno, @leofelipecampos, mucha suerte con tu nominación. ¿Un comentario final para despedir esta tuitentrevista?

Si llego a ir a Las Vegas prometo escribir una buena crónica del evento sin miedo y asco, para toda esta gente linda ¡Chasgrasias! Por cierto, aquí pueden escuchar Dónde va y las otras canciones del disco de @UlisesHadjis Cosas perdidas:  http://uliseshadjis.bandcamp.com/releases

Sigue leyendo

Cargando…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 + 8 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>